Presupuestos para la reforma de mi vivienda, ¿cómo elegirlos?

presupuestos-reformaEn un articulo anterior, hablamos de cómo prepararse para hacer una reforma: ¿Quiero reformar mi casa? ¿Qué pasos debo seguir?

Ahora que ya tenemos claro los pasos a seguir, llega el momento:

La elección de los presupuestos para la reforma de mi casa.

Quiero reformar mi casa ¿Cómo acertar con los presupuestos?

La experiencia me dice, que los presupuestos los eligen mirando la última hoja.

Esa es su comparativa para decidir, si en la última hoja, el importe que pone es el esperado o no.

El presupuesto más barato no siempre es el mejor. Clic para tuitear

Evidentemente, con lo que dijimos en el post anterior, esto puede ser válido si a todos les hemos pedido las mismas cosas, y la única diferencia que hay son las calidades ofertadas.

A todos los presupuestos de reforma, ¿les hemos pedido lo mismo?

Entonces, si elegimos los presupuestos para la reforma en base al precio final, es muy posible que cosas que nosotros pensábamos que nos iban a hacer, no estén incluidas en ese importe, y que por tanto la elección no sea la adecuada.

Por eso, repetimos, muy importante: darles un guión detallado a los profesionales que nos van a pasar los presupuestos para la reforma.

No podemos elegir un presupuesto basándonos solo en el importe final. Clic para tuitear

Bueno, como poder, se puede, pero no es lo más aconsejable. El importe del presupuesto es un factor importante en la decisión de realizar una reforma, pero desde luego, no lo es todo.

Dicho esto, pasamos a ver más cuestiones, para la buena elección de los presupuestos para la reforma.

En los presupuestos para la reforma, ¿están todas las partidas detalladas?

¿Nos han colocado marcas, modelos y calidades de los materiales que nos van a instalar?

Es muy importante que el presupuesto de nuestra reforma esté detallado por partidas. Algunos os preguntareis ¿qué son las partidas?

Pues son todas aquellas partes que intervienen en la realización de una reforma: demoliciones, albañilería, instalaciones de agua y electricidad, carpintería de madera y metálica, saneamientos, alicatados, pintura, etc.

De esta forma, podremos saber que nos van a realizar en cada fase de la obra, y qué incluye ese presupuesto. En mi vida profesional he visto muchos presupuestos y debo reconocer que algunos eran de lo más sorprendentes. No te fíes mucho de aquellos que en un solo párrafo te redactan todo lo que te van a hacer en la reforma. Aunque hay que diferenciar, entre quienes te dan una adelanto del presupuesto y el presupuesto final.

Al final, está demostrado que muchas cosas no estaban incluidas en la reforma, con lo cual, si hemos elegido ese presupuesto por precio, ya nos ha salido más caro que seguramente otros que nos lo presentaban más completo.

También es muy importante el que nos detallen que marcas (en caso de que trabajen con una marca o marcas determinadas) nos van a instalar, así como modelos y calidades. Esto es muy importante para luego no llevarnos sorpresas y que la reforma nos salga más cara. Recordar: lo barato siempre sale caro.

Así que, otra cosa clara: presupuesto detallado por partidas, donde se indiquen mediciones, marcas, modelos y calidades.

Y como decía un viejo sabio, en el medio está la virtud. Es decir, ni el más barato es mejor, ni el más caro lo es.

El término medio casi siempre es lo acertado.

Y si no sabéis exactamente, que hacer y cómo para reformar vuestra vivienda, podéis dejaros aconsejar por un técnico.

Un coste mínimo en la contratación de un técnico, os puede ayudar a ahorraros mucho dinero y dolores de cabeza.

Para la reforma de tu vivienda, contrata a un técnico o experto en reformas. Clic para tuitear

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *