Espacios comunes en las Comunidades de Propietarios, ¿cuáles son los abusos y los límites al uso?

espacios comunes en comunidades de propietariosLos espacios comunes de nuestras comunidades de propietarios, son origen de problemas entre los vecinos.

Este tema ya lo tratamos allá por el año 2011, pero es algo que no pasa de actualidad y siempre está bien recordarlo.

Balcones convertidos en tendederos, azoteas en terrazas privadas, jardines en porches particulares, en definitiva una fuente inagotable de conflictos.

Conflictos que en muchos casos, nos hace plantearnos si irnos a vivir al campo, para no tener que soportar al vecino “molesto”.

El desconocimiento de la legislación que regula la utilización y el mantenimiento de estos espacios, provoca disputas vecinales. .

La Ley de la Propiedad Horizontal y el art. 396 del Código Civil, permite que un único vecino disfrute en “exclusiva” de ciertos espacios comunes.

Todo ello dentro del respeto a los demás vecinos y a los estatutos de la comunidad.

El propietario, que quiera hacer un uso particular de un espacio común de la finca, debe solicitarlo a la comunidad.

La comunidad lo debe inscribir en sus estatutos, y una vez aprobado, es cuando podrá hacer uso de dicho espacio común.

Invasión de los espacios comunes ¿qué pasa?

En cuanto a este asunto,  la Ley de la Propiedad Horizontal, proporciona medios para combatir estas “invasiones”.

Primero:

se debe convocar una junta

Segundo:

facultar al presidente para que realice un requerimiento por escrito a los infractores

Tercero:

en caso de no hacer caso, llegar a juicio.

Los garajes comunitarios son unas de esas zonas donde se producen más abusos en la utilización de los espacios comunes.

Un ejemplo: propietario de un coche mayor que su plaza de garaje y que invade la del vecino.

¿Qué hacer cuando se invade los espacios comunes de la comunidad de propietarios?

De acuerdo al artículo 394 del Código Civil, “cada propietario podrá disfrutar de los lugares comunes siempre que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a otros vecinos utilizarlos según su derecho“.

En un garaje, es zona común: paso, tránsito y zona maniobras. No el estacionamiento. Clic para tuitear

Por ello, cuando se da la situación que ponemos de ejemplo (la invasión por parte de otro vecino de nuestro espacio de estacionamiento), los vecinos afectados pueden solicitar al administrador que incluya esta cuestión en el orden del día de la próxima junta, para reclamar el cese de ese uso “abusivo”.

Si transcurrido un tiempo, el vecino no cesa en su actitud, podemos acudir por la vía judicial. La demanda puede ser interpuesta por la comunidad o por los propios vecinos perjudicados. En caso de optar por la vía judicial, se recomienda pedir un informe pericial que acredite al juez la existencia de perjuicios.

¿Cuáles son las zonas de conflicto más habituales provocados por un uso indebido de los espacios comunes?

La terraza es uno de los espacios más golosos, usurpados sin derecho para ampliar metros cuadrados de superficie en áticos.

A menos que exista un acuerdo o venga especificado en los estatutos, la servidumbre de la comunidad impera sobre las necesidades del propietario particular.

La fachada, al ser un elemento común, se requiere la aprobación de la junta de propietarios para la colocación de aparatos, lonas, rejas o cerramientos de balcones, etc.

Cualquier modificación del aspecto exterior de la fachada, requiere la aprobación de la comunidad.

El patio de luces: Abrir puertas, instalar barbacoas y, sobre todo, almacenar objetos y/o acumular bombonas de butano, son los problemas más frecuentes.

No obstante, siguiendo simplemente el sentido común, realizando las debidas consultas al resto de vecinos, antes de ejecutar cualquier obra o mejora, inscribiendo en el libro de actas todas las decisiones que se tomen, sean estas favorables o no, podremos evitar que nuestra convivencia en las comunidades se convierta en un camino de espinas, y vivamos en un entorno mucho más agradable.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *